¿Es normal que haya niños que muerden cuando son pequeños?

niños que muerden

¿Por qué hay niños que muerden durante la infancia?

En los primeros años de vida de nuestro peque podemos darnos cuenta de que hay ciertos niños que muerden. ¿Por qué hay niños que dan mordiscos? Porque es su forma de expresarse. Durante la infancia, los niños no tienen el desarrollo suficiente para expresarse con palabra. Por eso lo hacen de la forma más primaria y entendible: el cuerpo. Morder es algo habitual en peques, aunque es necesario atajarlo a tiempo. No nos vale reírle el mordisco al niño, ya que lo tomará como una broma y puede llegar el momento en que nos haga daño. Es mejor mostrarle sin brusquedades que lo que acaba de hacer no está bien, y que es un gesto que debe corregir. Si corriges al peque con buenas palabras y mucho cariño, probablemente no habrá ningún problema y no volverá a repetirse.

En Animadores Fiestas Infantiles hoy hablamos de los niños que muerden y proponemos soluciones para corregir la conducta.

Niños que muerden a otras personas

Los niños que muerden a otras personas o niños suelen hacerlo por frustración. Es bastante probable que hayamos enfrentado al peque a una situación incómoda para él, bien porque haya mucha gente, bien porque un juego no sea de su agrado.

Los peques comienzan a morder a otros niños cuando tienen entre uno y tres años, edad en la que empiezan a socializar en los colegios y guarderías. Es bastante probable que también quieran llamar la atención de sus padres o profesores. Superados los períodos de adaptación, estas conductas suelen corregirse.

Otra razón por la que los peques muerden a otros niños es por la aparición de los primeros dientes. Si notan dolor en las encías, posiblemente intenten calmarlo de alguna forma, y mordiendo es una de ellas.

En cualquier caso, es necesario conocer el origen y buscar una solución. Regañarle al niño no servirá de nada si no conocemos la raíz del problema.

¿Qué hacer en caso de los niños que muerden a otros peques?

Evitar que los niños que muerden a otros peques sigan haciéndolo puede parecernos complicado; pero es necesario establecer unas rutinas para que nuestro hijo sepa que eso que está haciendo no es lo correcto. En primer lugar hay que hablarle de forma amable, pero haciéndole entender que eso que está haciendo está mal. No hace falta dar un discurso, porque pensará que estás muy decepcionado con él y comenzará a dudar de sí mismo.

En ningún caso hagas el gesto de morder al niño para demostrarle que es doloroso. Un comportamiento agresivo no es lo mejor en la fase de aprendizaje y desarrollo del niño. No tengas miedo de apartarlo de otro niño si ves que está dándole un mordisco, pero no utilices con él un mal comportamiento.

Intenta crear un ambiente de aprendizaje positivo. Si un niño que muerde repite la acción varias veces por semana, puede ser que su ambiente de desarrollo no sea lo suficientemente positivo. Busca actividades que estimulen al peque y que le hagan olvidarse de esa necesidad que tiene de morder.

¿Puede presentar algún problema un niño que muerde cosas?

Sí, hay determinados problemas que pueden presentarse en niños que muerden cosas. Es muy probable que si tu peque está constantemente y de forma inconsciente mordiendo cosas tenga algún problema al que haya que poner solución.

Morderse las uñas, los labios, los lápices y rotuladores o las camisetas pueden ser síntoma de estrés y ansiedad en los peques. Es más que necesario buscar la raíz del estrés y ponerle solución. Podemos intentar establecer una comunicación con nuestros peques para que nos cuenten de dónde provienen esos estados.

Algunos de estos comportamientos, que suelen aparecer en niños de más de 7 años, pueden convertirse en manías y hábitos que más adelante será difícil eliminar. Es mejor buscar el origen del nerviosismo al inicio del problema que cuando sea más complicado eliminar los malos hábitos.

Puede presentar algún problema un niño que muerde cosas

Los niños que muerden suelen hacerlo porque tienen algún problema o preocupación que hay que solucionar. A nosotros, como papás y mamás, nos toca estar pendientes de todas sus preocupaciones y necesidades. En Animadores Fiestas Infantiles sabemos el confort del niño es lo primero; ¡por eso siempre estamos de lo más atentos a lo que le pase a nuestros peques!

 

Deja Tu Comentario