¿Por qué tengo hipo?

hipo

¿Cuál es la causa del hipo?

¡No! ¡Hip! Otra vez, de nuevo empieza. ¡Hip! ¿Pero por qué me pasa esto? Es desesperante ¡Hip! Seguramente os hayáis preguntado muchas veces a que se debe ese molesto ataque de hipo que os entra de repente y no podéis parar. Bien esto se produce en el diafragma. Este músculo que se encuentra en la parte baja del pecho funciona descendiendo cuando inhalas para ayudar a vuestros pulmones a llenarse de aire y se relaja cuando exhalas para que el aire salga correctamente de los pulmones por la nariz o la boca.

Sin embargo, algunas veces, el diafragma se irrita y cuando pasa esto el diafragma deja de descender como lo hace normalmente para descender de golpe. Esto provoca que el aire que entra por la nariz choque de golpe con la laringe, las cuerdas vocales se cierran bruscamente provocándonos un gran sollozo. Y conociendo las causas en Animadores Fiestas Infantiles os decimos cómo detenerlo. Seguro que muchos de estos consejos los habéis escuchado alguna vez.

¿Cómo podemos detener el hipo?

El hipo se produce cuando el diafragma se irrita, pero ¿qué provoca esa irritación? Muchas veces esa irritación se produce cuando comemos muy rápido o mucha cantidad de comida o bebidas gaseosas, también cuando tenemos el estómago o la garganta un poco irritados o cuando nos ponemos nerviosos.

Algunos ataques pueden durar días o, incluso, semana pero se dan en casos muy extremos y poco habituales y suelen indicarnos otros problemas médicos, por lo que es conveniente acudir a un especialista. Lo normal es que los episodios duren unos minutos. Pero si sois un poco ansiosos, y es lo normal cuando se trata de algo tan molesto, atentos porque estos consejos os pueden ayudar en alguna ocasión.

  • Aguantar la respiración y contar hasta diez
  • Beber por el lado “equivocado” de un vaso de agua
  • Ponerte azúcar debajo de la lengua
  • Que alguien te pegue un susto
  • Estornudar o toser
  • Dar un golpe en la espalda
  • Levantar la úvula, que es la campanita que tenemos al final del paladar, con una cuchara fría
  • Respirar dentro de una bolsa de papel
  • Flexionar las rodillas sobre el tórax
  • Estar en apnea el máximo tiempo posible
  • Exhalar aire con la boca y nariz cerrada
hipo

Los tipos de hipo

Existen tres tipos de hipo, en función de cuales sean tendrán una mayor o menor duración:

  • El hipo agudo o transitorio es el más común, no suele durar más de 48 horas. Suele producirse por el exceso de comidas y bebidas, cambios de humor, excesos de gases, cambios brusco de temperaturas, etc. en niños puede producirse también durante o después del llanto. El tratamiento puede servir los tradicionales que hemos mencionado, aguantar la respiración durante diez minutos, respirar dentro de una bolsa de papel…
  • El hipo persistente o refractario tiene una duración de 48 horas a un mes. Son muy poco comunes. Puede ser provocado por la aparición de una enfermedad por lo que es recomendable acudir al médico, ya que la enfermedad podría ser grave. Normalmente afecta a personas mayores de 50 años. Es muy molesto pues impide realizar actividades habituales como dormir, comer, beber y respirar. A la larga esta causa puede ocasionar insomnio, trastornos respiratorios, deshidratación y trastornos alimenticios. Se puede acabar con él con tratamientos para las enfermedades que nos lo provoca.
  • El hipo intratable se alarga durante más de dos meses. Las causas suelen ser las mismas que las que provoca el persistente; y se puede acabar con el tratando las enfermedades que lo provocan.

El hipo en bebés

En los bebés recién nacidos y menores un año también es común que sufran ataques de hipo, que pueden durar hasta media hora. Como ocurre en los adultos este, al ser transitorio, no es peligroso ni doloroso, ni es síntoma de ninguna enfermedad. El ataque es más común en bebés porque estos suelen comer demasiado rápido, lo que provoca la irritación del diafragma. Para evitarlo tenéis que intentar que el bebé coma más despacio, haciendo pequeñas interrupciones y buscando un ambiente tranquilo y relajado.

hipo

El hipo es una acción habitual del cuerpo que no representa ningún peligro para nosotros; siempre y cuando su duración no supere las 48 horas. Si esto ocurre puede que estés sufriendo alguna enfermedad. En este caso debéis consultar al doctor. En Animadores Fiestas Infantiles os explicamos todo lo que os interesa sobre este tema, cómo surge, cuál es su tratamiento y los tipos que existen.

 

Deja Tu Comentario