Dormir fuera de casa ya no es ningún problema

dormir fuera de casa

¿No te convence la idea de que dormir fuera de casa sea bueno para tus hijos?

Cuando a los más pequeños se les ocurre dormir fuera de casa por primera vez no piensan en lo preocupados que pueden llegar a estar sus padres por ello. Para los niños es una experiencia nueva junto a sus amigos pero los adultos no siempre ceden; porque piensan que dormir fuera de casa tan pequeños no es muy bueno. Dejando aparte lo duro que es separarse por primera vez de los niños, el temor reside en el comportamiento que puedan tener en otra casa diferente; ya que son unas normas completamente distintas.

Al ser pequeños, aún no experimentado la convivencia fuera del hogar. Si tenéis niños mayores bien sabréis que, al principio, no es lo mismo quedarse unas horas en casa de un amiguito que dormir con él por primera vez. Es un proceso de adaptación más complicado de lo que parece; y es que hay que seguir unas pautas para que se sientan totalmente a gusto al dormir fuera de casa. ¿No se os ocurre cuales pueden ser? Aquí, en Animadores Fiestas Infantiles, os enseñamos las mejores sugerencias e ideas para quedaros completamente seguros de que se lo pasarán genial.

Trucos para dormir fuera de casa

Hay que tener en cuenta unos cuantos trucos para dormir fuera de casa; por su comodidad y la tranquilidad de los padres; no es tan sencillo como prepararle un pijama en una mochila y llevarlo a la casa del amigo sin más. Algunos son:

1. Lo primero de todo, llegar a una edad en la que el niño no esté tan apegado a sus padres; en torno a los seis o siete años. ¿Por qué sobre estas edades? Debido a que es la etapa de cierta madurez en la que ya habrán experimentado lo que es estar fuera de casa con un familiar cercano; y sea más fácil que dure toda la noche en la fiesta de pijamas.

2. Se debe intuir si cuando tu hijo te pregunta si puede dormir fuera de casa está intentando convencerte y tiene muchas ganas para ir. Si por el contrario se le nota cierta inseguridad al pedirlo; es mejor posponerlo para otro día que se le note que de verdad tiene ganas.

3. Asegurarse de que el amigo con el que va a pasar la noche se lleva muy bien con el niño; y que además no tienen muchas peleas a la hora de jugar.

4. Si se llegase dar el caso de que se le ofreciera estar un fin de semana entero, habla con los padres del otro niño y diles que al ser la primera vez; es mejor que sea una sola noche para que no se le haga muy larga. Esto se podrá hacer más adelante, cuando se acostumbre al cien por cien a dormir fuera de casa.

5. La mochila que el niño se vaya a llevar es preferible que se prepare en equipo y deberá contener todo lo que se acuerde por ambas partes; sin olvidarse algo que se considere necesario para dormir fuera de casa. Mientras se prepara, es importante recordar al pequeño todo lo que debe acordarse de hacer aunque no esté en casa; como cepillarse los dientes o hacer pis antes de ir a dormir. Es una buena forma de empezar a darle algo de independencia.

6. Cuando se deje en la casa de su amigo no es bueno alargar una despedida mucho tiempo. Un beso o un abrazo será más que suficiente para hacerlo sentir seguro. Es muy importante evitar frases que indiquen que se estará triste por su ausencia; o por el contrario, como si el niño fuera una carga y tomar el hecho de dormir fuera de casa como una especie de liberación de sus padres.

7. Por último hay que tener el teléfono del padre del otro niño; para que si pasase algo o lo que fuese no se dudase en llamar.

Anfitrión de los amigos que se quedan a dormir fuera de casa

También es necesario asegurarse de que un niño se comporte como buen anfitrión cuando sus amigos se queden a dormir en la casa de este. Debe comprender que dormir fuera de casa es difícil y él, junto con la ayuda de su familia, tienen que intentar que sea lo más divertido posible para que el invitado se sienta como en casa.

  • Una de las cosas más importantes es asegurarse que el invitado no pierda todo el contacto con su familia al dormir fuera de casa. Los padres del anfitrión deben animar al otro niño a llamar a sus padres al menos dos veces en su estancia; una antes de acostarse y otra después de levantarse.
  • Es importante no reñir al pequeño anfitrión delante del invitado. Si en algún momento es necesario corregirlo hay que hacerlo aparte.
  • No es bueno comparar de ningún modo a los amigos, no se lo tomarán con actitud positiva.
  • Se puede modificar un poco las normas de la casa pero sin cambiarlas bruscamente. Al tener un invitado se puede permitir algunas excepciones que en la rutina no se suelen hacer. Como por ejemplo permitir dormir un poco más tarde, comer algunas chucherías, jugar un poco más con alguna videoconsola…
  • Preparar con el niño todos los juegos de mesa, películas, series o cualquier actividad y juego que los pequeños quieran llevar a cabo antes de irse a dormir.
dormir-fuera-de-casa

¿Os han resultado útiles estos trucos e ideas para que resulte más fácil a la hora de dejar que a los peques dormir fuera de casa? Desde Animadores Fiestas Infantiles esperamos que paséis una noche genial y divertida. ¡No dudéis en compartir con nosotros cualquier otro truco que uséis en situaciones así!

 

One Response to “Dormir fuera de casa ya no es ningún problema”

  1. Está claro que es necesario dar cierta libertad a nuestros hijos y dejar que socialicen con sus amigos, tanto yendo a otra casa como siendo el anfitrión. Estos trucos nos puede ayudar a aceptarlo!

    Responder

Deja Tu Comentario